Retablo de Santa Lucía

Mártir del siglo IV. Lucia, prometida en esposa a un conciudadano suyo, decide renunciar al matrimonio y vender sus bienes para dárselos a los pobres; el prometido la acusa de cristiana ante el gobernador Pascasio, que la arresta y conduce al tribunal.

Amenazada y halagada de diferentes maneras Lucía no renuncio a su propósito. Nada logra hacerla resistir, tampoco tiene efecto sobre ella el aceite y la pez hirviendo que le ponen sobre sus ojos, condenada entonces a ser martirizada.

Estilo neo renacentista, imagen en yeso, siglo XX.

Fiesta: 13 de diciembre.

Patrona de la vista