Cómo orar para obtener un empleo?

¿Cuál es la oracion más poderosa para conseguir trabajo?

Fiel apóstol de Jesús, te imploro que le infundas a mi alma y a mi corazón ánimo, fortaleza y esperanza para cuando vaya en busca de empleo, y de esa manera tener la certeza de que, con tu auxilio, se abrirán las puertas del lugar donde podre encontrar el trabajo que está destinado para mí y así contribuir con el …

¿Cómo orar para pedir trabajo?

Padre, mi amado Jesús resucitado mira mis necesidades y ayúdame a soportarlas te suplico por un nuevo trabajo, padre mío por que sé que tus planes son perfectos, pero me siento acorralado vengo a ti para hacer mi petición laboral necesito ese trabajo para mantener a mi familia.

¿Cuál es el mejor santo para pedir trabajo?

Todos los 7 de agosto se celebra el Día de San Cayetano, el patrón al que los fieles le piden pan y trabajo. La vida de este Santo se caracterizó por ayudar al prójimo, por su entrega a las personas más necesitadas y, sobre todo, se destacó por su manera austera de vivir, entregando todo lo que tenía.

¿Que se le pide a San Cayetano?

Cualquiera fuese la razón que fuera, la figura de san Cayetano se ha convertido para el pueblo argentino en parte de su iconografía sean católicos o no. Solo nos resta decir aquella antigua jaculatoria que se decía del santo en España: “Cayetano providente: intercede por pan, salud y paz a nuestra gente”.

ES INTERESANTE:  Pregunta frecuente: Cuál es la fiesta más importante para la fe de los cristianos?

¿Que se le pide a San Pancracio?

Para alcanzar tu continua protección sobre mí y sobre mi familia, te ofrezco ser fiel en el cumplimiento de la ley de Dios y en los deberes de mi estado, y procuraré agradarte con la frecuente recepción de los santos Sacramentos. Sirviendo a Dios y ayudado por ti, espero gozar de tu compañía en el cielo. Amén.

¿Cuál es la oracion de San Pancracio?

Santo ayúdame como lo haces con todo el que a ti recurre, porque doy testimonio de tus milagros, por eso siempre te elevo una rogativa. Concédeme también en esta circunstancia, la luz que necesito, y los caudales de dinero, para satisfacer las precariedades que se han apoderado de mí, de mi hogar y de mi familia.