Cuál era el poder de la Iglesia en la Nueva España?

Las órdenes religiosas que llegaron a nueva España fueron el clero secular y el clero regular; el clero secular tenía como tarea dividir y administrar los territorios con diócesis; ósea poner cada territorio al mando de un obispo o arzobispos, su función era erigir catedrales y nombrar curas.

¿Cómo Calificarias el papel desempeñado por la Iglesia en la Nueva España?

La Iglesia tuvo un papel predominante en todos los aspectos del Virreinato, ya fuera en lo económico, con la gran cantidad de propiedades que poseía y la riqueza acumulada; o en lo social y cultural con la evangelización, educación en colegios, la financiación a obras de arte, etcétera.

¿Cómo adquiere su inmenso poder económico la Iglesia?

Las fuentes de la riqueza de la iglesia fueron numerosas, entre ellas: mercedes de la corona, limosnas, diezmos, primicias, pago por la administracion de sacramentos (bautizo, confirmacion, casamiento y extremauncion), herencias de particulares, rentas, tributos indigenas y prestamos con interes e hipoteca.

¿Qué fue lo que le dio el poder económico a la Iglesia durante el virreinato?

El diezmo fue, sin duda, la base de la economía clerical novo hispana, instituido por Alejandro VI en el Tratado de Tordesillas (1494).

¿Por qué la Iglesia Catolica tenía tanto poder economico y espiritual en la Nueva España?

La influencia católica estuvo siempre presente en la historia de la Nueva España, debido a una razón obvia: la corona del país por el que fueron conquistados, es decir, la corona española, estaba constituida por una hegemonía (supremacía de poder), relacionada con la iglesia.

ES INTERESANTE:  Cómo se clasifican las oraciones coordinadas y ejemplos?

¿Qué servicios ofrece la Iglesia en Nueva España?

Su labor se orientó, por un lado, a la destrucción de ídolos y códices indígenas; y por otro, conservaron las tradiciones y gramáticas indígenas. Describe la función de la Iglesia en la Nueva España: clero secular (clérigos) y clero regular (órdenes religiosas de franciscanos, dominicos, agustinos y jesuitas).