Que rezar en la noche de Navidad?

¿Cómo rezar en la cena de Navidad?

Gracias Padre por esta Noche de Paz, Noche de Amor, que Tú nos has dado al darnos a tu Hijo, te pedimos que nos bendigas, que bendigas estos alimentos que dados por tu bondad vamos a tomar, y bendigas las manos que los prepararon, por Cristo Nuestro Señor, Amén.

¿Que se dice para acostar al Niño Dios?

Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas.

¿Por qué se le llama Navidad?

El próximo 25 de diciembre, como cada año, se celebra la navidad, término de origen latino que deriva de nativĭtas que significa nacimiento; se trata de una de las celebraciones más importantes del cristianismo en la que se realiza una fiesta por la llegada de Jesucristo, hijo de Dios, al mundo.

¿Qué se hace cuando se arrulla al Niño Dios?

Debe realizarse antes de la medianoche del 24 de diciembre, cuando esté reunida la familia en torno al pesebre o Nacimiento.

¿Qué se hace cuando se acuesta el Niño Dios?

¿Cuándo se acuesta al Niño Dios en el nacimiento? En México, y muchas otras partes del mundo, tenemos la costumbre de “acostar al Niño Dios en su nacimiento”, es decir a la media noche del 24, y entrando la Navidad el 25 diciembre.

ES INTERESANTE:  Cómo se forman las oraciones simples y compuestas?

¿Cómo se bendice la comida?

Gracias, Señor, porque, de nuevo, hemos podido alimentarnos con los dones que Tú generosamente nos das. Señor, que no haya más hambre en el mundo. Te agradezco, Señor, esta alegría de la mesa: el alimento y la compañía de los míos. Bendice siempre a esta familia y a quienes no tienen ni hogar ni pan.

¿Por qué se bendice la comida?

Por eso, bendecir la mesa puede ayudarnos a tener empatía con aquellos que no tienen estos lujos. También nos ayuda a apreciar la suerte que tenemos y a dar gracias por ella, que en el caso de la bendición de la mesa es sentirse afortunado por la comida y la compañía.