Qué significa la oración del Padre Nuestro?

¿Qué es el Padre Nuestro y su significado?

Para la Iglesia católica, el padrenuestro es la oración por excelencia. Recibe también el nombre de oración dominical, del latín Dominicus (“Señor”), dado que Jesús de Nazaret es llamado Señor con frecuencia en los escritos cristianos y fue él quien transmitió a los apóstoles esta forma de orar.

¿Cuáles son las siete peticiones del Padre Nuestro?

La tradición litúrgica de la Iglesia ha conservado el texto de san Mateo:

  • Padrenuestro, que estás en el cielo,
  • santificado sea tu Nombre;
  • venga a nosotros tu reino;
  • hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
  • Danos hoy nuestro pan de cada día;
  • perdona nuestras ofensas.

¿Cuáles son las 6 peticiones del Padre Nuestro?

Respuesta:

  • Santificado sea tu nombre.
  • Venga a nosotros tu Reino.
  • Hágase tu voluntad en la Tierra, como en el cielo.
  • Danos hoy nuestro Pan de cada día.
  • Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
  • No nos dejes caer en tentación.
  • Y líbranos del mal.

¿Qué es lo que enseña el Padrenuestro?

Es una invocación que nos arraiga en la fraternidad universal y nos hace responsables de todos los demás. La primera parte del padre nuestro es una oración de alabanza a Dios mismo con tres peticiones: la santificación de su nombre, la venida del reino y el cumplimiento de su voluntad.

ES INTERESANTE:  Cuáles son las oraciones imperativas afirmativas?

¿Qué quiere decir la oración del Padrenuestro?

El Padre Nuestro nos hace pedir lo que es esencial

Ha destacado que en el Padrenuestro solo pedimos lo esencial “como el ‘pan de cada día’, porque como nos enseña Jesús, la oración no es algo separado de la vida, sino que comienza con el primer llanto de nuestra existencia humana”.

¿Qué significan las frases del Padrenuestro?

La frasePadre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre” nos da a entender que a quien nos dirigimos no es otro sino a aquel ser supremo llamado Dios que mora en las alturas de los cielos. Como nuestro Padre, somos sus hijos, somos parte de su familia espiritual y podemos hablar directamente a Dios.