Tu pregunta: Qué dice la Biblia de los problemas?

¿Cómo resolver los problemas familiares según la Biblia?

A continuación detallamos maneras que el Señor ha dado para prevenir y resolver los problemas familiares:

  1. Aceptar nuestra responsabilidad. Los padres y los hijos tienen responsabilidades los unos para con los otros. …
  2. Evitar las palabras ásperas. …
  3. Admitir nuestros errores. …
  4. Orar. …
  5. Ser bondadosos.

¿Qué versiculo leer cuando hay angustia?

Salmos 138:7

Cuando me encuentre angustiado, tú me infundirás nueva vida; Me defenderás de la ira de mis enemigos, y con tu diestra me levantarás victorioso.

¿Qué nos dice la Biblia sobre las preocupaciones?

Isaías 41:10

No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha (Is 41:10).

¿Qué dice la Biblia sobre problemas en el trabajo?

1 Tesalonicenses 4:11-12

Y que procuren vivir en paz, y ocuparse de sus negocios y trabajar con sus propias manos, tal y como les hemos ordenado, a fin de que se conduzcan honradamente con los de afuera, y no tengan necesidad de nada (1 Tes 4:11-12).

¿Qué dice la Biblia sobre las relaciones familiares?

Las enseñanzas de Pablo

ES INTERESANTE:  Qué misión debemos cumplir como miembros de la Iglesia de Cristo?

El apóstol Pablo a menudo hablaba acerca de las relaciones familiares. Él aconsejó: “Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. … Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos; sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:1–4).

¿Qué dice la Biblia acerca de la angustia?

La angustia es un estado de inquietud y nerviosismo muy intenso, producido por algo molesto o por la amenaza de una tragedia o peligro. … La Biblia dice: “Un compañero verdadero ama en todo tiempo, y es un hermano nacido para cuando hay angustia†(Proverbios 17:17).

¿Cuando uno está triste que puede leer en la Biblia?

“La tristeza que es según Dios es un don del Espíritu. Es una forma sincera de darnos cuenta de que nuestras acciones han ofendido a nuestro Padre y a nuestro Dios.

¿Cómo se expresa la preocupación?

La preocupación suele asociarse a la angustia y a la inquietud que se produce por algún motivo. Hay preocupaciones de todo tipo: alguien puede sentirse preocupado porque su club de fútbol lleva dos partidos sin triunfos, mientras que otra persona puede estar preocupada al no tener trabajo.