Qué tipo de enseñanza transmite la Biblia?

¿Qué enseñanza le deja la Biblia?

La enseñanza más importante de la Biblia es el amor. Al leer historias acerca del amor en la Biblia, podemos llegar a ser más como Jesús. Podemos amar más, servir más y perdonar más. Podemos encontrar amor por Dios, por nuestro prójimo y aun por nuestros enemigos.

¿Qué clase de enseñanzas se encuentran en la Biblia?

La Biblia nos enseña a vivir en paz con quienes nos rodean (Romanos 12:18, 19). Mateo 18 es el pasaje clásico sobre la gestión de conflictos. Lo primero que debes hacer es dirigirte personalmente a la persona que ha hecho algo malo hacia ti e intentar resolver el conflicto individualmente.

¿Que nos enseña la vida de Jesús?

Jesús también enseñó: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas” (Juan 8:12). Además declaró: “Yo soy el camino, y la verdad y la vida” (Juan 14:6). Él es el camino y Él es la luz porque Sus enseñanzas iluminan nuestro camino en la vida mortal y nos muestran el camino de regreso a nuestro Padre.

¿Que nos enseña la Biblia para la vida diaria?

Estoy de acuerdo con todo lo que propone la autora, que menciona que la lectura de la Biblia nos hace más sabios; nos ayuda a vencer las tentaciones que enfrentamos todos los días; nos trae paz y es una guía para la vida; nos ayuda a estar conscientes de nuestra relación con Dios; nos enseña historia y nos hace …

ES INTERESANTE:  Cómo describe San Juan a Jesús?

¿Que nos enseña la resurrección de Cristo?

Para los creyentes, la resurrección confirma el origen divino de Jesús, pues en el marco del pensamiento religioso, resucitar en un poder atribuido exclusivamente a Dios. Así, el acto de la resurrección de Jesús es prueba de su naturaleza divina y es, al mismo tiempo, promesa y esperanza para todos los cristianos.

¿Que nos enseña el amor de Jesús?

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.